Portada del sitio - Comunicación - Lucha tenaz de los trabajadores de Tenaris

Otros artículos en la sección

Palabras clave

La última semana de noviembre no fue una más para los trabajadores de la empresa multinacional Tenaris. Desde que el Comité Internacional de Trabajadores de Tenaris se reunió en Italia el 28, 29 y 30 de octubre, se acordó el lanzamiento del denominado “plan de lucha 2009-2010” que tuvo su bautismo el 23 de noviembre pasado, con una jornada nacional de resistencia en las distintas plantas que tiene en el mundo la empresa del grupo argentino Techint.

La reunión en Italia tuvo varias aristas importantes, entre las que se destacó continuar la pelea para que el Comité Internacional sea reconocido por la empresa, lo mismo que el plan de lucha, que tiene varias medidas en carpeta, entre ellas el envío de una delegación a Colombia para apoyar al sindicato Sintratucar y a sus dirigentes, que recibieron amenazas por parte de sectores paramilitares. Además, el comité acordó negociar con Tenaris un Convenio Marco Internacional, la creación de un comité internacional de salud y seguridad laboral, y el rechazo total al despido de trabajadores.

El encuentro –que se realizó en la ciudad de Bergamo, Italia, porque allí se encuentra una de las plantas que la empresa amenaza con cerrar- terminó con una masiva marcha en contra del intento de la filial local de reducir el número de trabajadores a 1024 puestos.

El caso Argentino: TenarisSIAT/Valentín Alsina

Los trabajadores de la Planta TENARIS SIAT, perteneciente al Grupo Techint, ubicada en Valentín Alsina, provincia de Buenos Aires, pelean por la continuidad laboral y la inmediata efectivización de los contratados.

Desde principio de año el conjunto de los trabajadores contratados y efectivos, a partir del debate en asamblea de fábrica y respetando sus resoluciones, llegaron a un acuerdo con la firma de implementar un plan de suspensiones rotativas, lo que significó una reducción a promedio del 30 por ciento del salario.

La negociación con la empresa fue la forma que encontraron los trabajadores para evitar los despidos de los contratados y mantener la unidad para avanzar en las conquistas e impedir que la patronal los divida.

El acuerdo alcanzado vence el 31 de diciembre (ya que a partir de enero hay vacaciones para todo el personal) lo cual genera incertidumbre entre los obreros, aunque ya tienen pautada una reunión con el Ministerio de Trabajo para el 11 de enero en la cual esperan resolver la situación de la planta, que desde mitad de año ha mermado en más 30 por ciento su producción.

Por otro lado, reclaman que los 25 trabajadores que están contratados de forma eventual pasen a planta permanente ya que desde hace más de 3 años desempeñan tareas fijas y efectivas en puestos de planta.

Si bien esta situación fue reconocida por el Ministerio de Trabajo, la multinacional al día de hoy todavía no a cumple con el pedido.